Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
Curso de iniciación a la astronomía

 

8. Utilidades para el iniciado

8.1 Libros de astronomía

A la hora de comenzar en la aficion, es importante que ademas de la observación, adquiramos, por un lado, conocimientos sobre astronomia, y por otro apoyarnos en libros de referencia que faciliten y guien nuestra actividad. Existe gran cantidad de literatura sobre el tema, pero alguno hay que elegir. Estos son los que os proponemos, la mayoria considerados clasicos entre lo escrito sobre Astronomía:

Teoría, historia y divulgación:

  • Cosmos. Carl Sagan. Ed. RBA Editores. ISBN 84-87634-59-1. Todo un clasico de este maestro de la divulgacion recientemente fallecido.
  • El universo. Isaac Asimov. Ed. Alianza Editorial. ISBN 84-206-1458-0. Historia y teoria unidas en un estilo facil de leer tipico del autor.
  • Historias del universo. Telmo Fdez. Castro. Ed. Espasa. ISBN 84-239-7753-6. Igual que el anterior, combina historia y teoria de la Astronomia de una forma amena que expone los avances de la Humanidad en el conocimiento del Cosmos
  • Corazones solitarios en el Cosmos. Dennis Overbye Ed.Planeta. El autor relata de forma amena la historia de la cosmología del siglo XX, conoceremos cómo vivían, trabajaban y pensaban los principales astrofísicos del momento; sus descubrimientos, los enfrentamientos , las controversias, los logros, los fracasos, sus amigos, sus enemigos, etc.

Observación, Práctica y guias de campo:

  • Manual practico del astronomo aficionado. Jose M. Oliver. Ed. De Vecchi. ISBN 84-315-0043-3. J.M. Oliver, Presidente de la Agrupacion Astronomica de Sabadell presenta un practico libro de iniciacion a la astronomia y la observacion.
  • Guia del Firmamento. Jose Luis Comellas. Ed. Ediciones Rialp. ISBN 84-321-1976-8. Considerado como la "Biblia" del observador, el autor describe los objetos observables en las distintas epocas del año y con diferentes instrumentos. Ahora, en su 5a. edicion, presenta un formato mas pequeño, mas adecuado que los anteriores para su utilizacion durante las observaciones. Una verdadera joya.
  • Guia de Campo de las estrellas y los planetas. Donald Menzel y Jay Passachoff. Ed. Omega. ISBN 84-282-0749-6. La guia de campo por excelencia. De pequeño tamaño (19x12cm) y robusta encuadernacion aguanta cualquier trato. Incluye 24 mapas estacionales y 52 cartas estelares hasta la magnitud 7,5 ademas de 2500 objetos.
  • Guia del Cielo. Ed.Cuadernos Procivel. ISBN 84-920442-8-4. Una pequeña guia de campo (50 paginas) que se edita anualmente y muestra el cielo observable a simple vista asi como las efemerides anuales (planetas, eclipses, lluvias de meteoros). Recomendable para los no iniciados.

8.2 Consejos para comprar un telescopios

Lo menos importante es el aumento del telescopio. Una buena referencia del maximo aumento que podras obtener es de 50 aumentos por cada pulgada (2,5cm) de apertura de la lente principal (un telescopio de 3 pulgadas debe tener un aumento máximo de 150). Por encima de este valor, la imagen comienza a aparecer difusa.

Lo más importante es la apertura o diámetro de la lente principal, ya que en la medida que éste sea mayor, mayor será la cantidad de luz que capta, permitiendo ver un mayor numero de estrellas y objetos del "espacio profundo".

Básicamente son 3 los tipos de telescopios, a grandes rasgos:

- Newtonianos o reflectores: que usan un espejo cóncavo (de allí el nombre reflector).
- Refractor: que usan un lente en la parte frontal, como un catalejo.
- Smith-Cassegrain o catadióptricos: combinación de lente y espejos.

Los Newtonianos o reflectores ofrecen mayor apertura (recuerda: diámetro de lente) por la misma cantidad de dinero. En USA un reflector de 4" puede costar 400-500 dolares, mientras que un refractor del mismo diámetro está en 1000 dólares o más. Estos últimos son preferidos por muchos principiantes que gustan de observar planetas, pues ofrecen imágenes un poco mas finas que los reflectores. Para los que gustan de observar los objetos de "espacio profundo" son mejores los reflectores.

Como una primera compra son igual de buenos un REFRACTOR de 80 a 90 mm o un REFLECTOR de 4.5" -, ambos de desempeño similar y precio en EE.UU. entre 400 y 600 dólares.

La ventaja de telescopios de diámetros mayores es la cantidad de detalles que se puede apreciar con ellos. Con un REFRACTOR de 60 mm se puede apreciar los cinturones de Júpiter. Con uno de 100 mm se puede ver la estructura interna de los cinturones y con uno de 200 mm detalles mucho mas específicos. Con uno de 4" un "star cluster" se ve como una pequeña esfera difusa y con uno de 168 mm ya se ven las muchas estrellas que forman ese "cluster". Con uno de 4" una galaxia en espiral se ve como un globo, con uno de 200 mm ya se ven los brazos de la espiral.

Lo anterior puede llevarte a pensar que lo mejor es un telescopio lo mayor posible. ¡Sin embargo -palabras de astrónomos con muchos años de experiencia- con un REFRACTOR de 80 mm uno tiene suficiente cosmos para ver y estar entretenido durante años!. Además, MUY IMPORTANTE, es la portabilidad del telescopio, pues si como todos los ciudadanos debes salir de la ciudad para hacer las observaciones, el acarrearlo y armarlo puede convertirse en una molestia constante. El mejor telescopio no es el más grande o el de mejor óptica, sino aquel que se puede usar mas a menudo sin inconvenientes.

La recomendación sobre los telescopios de mayor tamaño que guarden la condición de portabilidad es la siguiente:

- REFRACTOR: 5 pulgadas
- REFLECTOR: 6 pulgadas, montaje ecuatorial.
- REFLECTOR: 10 pulgadas, montaje dobsoniano.
- CATADIÓPTRICO: 8 pulgadas, pero estos si que son caros.

¿Qué quiere decir lo de la montura (tripode)?. Imagínate que estas con un catalejo de esos de los piratas. Para ver cualquier objeto en el cielo debes girar sobre ti mismo y luego elevar el catalejo hasta ver tu objetivo. Pues bien, eso es una montura dobsoniana o ALTAZIMUTAL. Un telescopio con ese tipo de montura es el perfecto para la observación normal de uno u otro objeto.

Sin embargo la tierra gira y las estrellas, desde nuestro punto de vista, dan una vuelta completa sobre nosotros cada 24 horas. Cuando enfocas tu telescopio con montura altacimutal, sobre todo si trabajas con gran aumento (sucede a partir de los 100 aumentos, imagínate que estas viendo solo una estrella, pues las demás ya no están en tu campo de observación) a los pocos minutos la estrella estará fuera de foco!, y tendrás que enfocar nuevamente tu equipo.

Esta situación se agrava si lo que quieres es tomar fotografías, las que requieren de largos tiempos de exposición.

Aparece entonces la montura ecuatorial, en el cual (haz uso de tu imaginación) el pirata con su catalejo inclina su cuerpo de modo que el eje de su cuerpo esta apuntando hacia el polo norte celestial. El pirata estaría vertical únicamente en el polo norte y en cualquier otro lugar de la tierra tendría que inclinarse tanto grados como latitud sea la del lugar en donde se encuentre. La ventaja de esta posición es que, al mantener el eje del cuerpo fijo en esa posición, los movimientos necesarios para hacer el seguimiento de una estrella serán solamente de rotación alrededor de ese eje. Bastará adosar un motorcito al telescopio, regulado de modo que gire una vuelta cada 24 horas (que "gire con el cielo"), para no perder nunca de vista a tu objetivo. Podrás enfocar tu estrella, irte a tomar un café, regresar a los 10 minutos y allí estará. Sirve también para fotografía.

Conclusión, dependiendo del tipo de observación al que apuntes, por lo general una montura dobsoniana es mejor para observar aquí o allá y una ecuatorial para observaciones mas detalladas. Naturalmente la diferencia se refleja también en el precio.

Por si acaso, los telescopios astronómicos por lo general presentan las imágenes invertidas (cuestión de óptica), debido a que ponerlas en su "verdadera" posición implicaría una lente más, quitándole fidelidad a la recepción de la imagen. ¡Por eso, si quieres ver paisajes, aves o chicas en la playa, mejor que uses binoculares!.

Para una primera compra mi recomendación es:

Un reflector ecuatorial. Los reflectores de 6" o mayores son buenos. Precio en USA a partir de 650 dólares.
Un reflector Dobsoniano de 6". Los Meade o los Orion son buenos, a partir de los 350-400 dólares.
Por ultimo:

  • NO COMPRES UN TELESCOPIO DE PLASTICO, aun cuando el precio sea atractivo, No te servirá de nada.
  • LAS LENTES NUNCA DEBEN SER DE PLASTICO, pierden fidelidad.
  • EL TRÍPODE DEBE SER SÓLIDO, pues no hay peor cosa que un telescopio que vibre al menor movimiento.
  • OLVÍDATE DEL AUMENTO, muchos vendedores te dirán que un telescopio te ofrece 500 o más aumentos. No sirve de nada, lo que importa es el diámetro de la lente o espejo.
  • EL LOCALIZADOR (especie de pequeño catalejo adosado al telescopio que sirve para hacer una primera aproximación de tu objetivo y sin el cual seria muy difícil hacerlo por el poco campo visual que te ofrece el telescopio), debe tener un mínimo de apertura (diámetro) de 30 mm, si es 50 mm mejor, así tendrás un buen campo visual para capturar lo que deseas ver y luego afinar con el telescopio.
  • EL OCULAR, o elemento que amplifica la imagen captada por el lente o espejo principal hacia tu pupila debe tener como mínimo 1.25" de diámetro. Si es posible 2". Desecha los de 0.965"

Con estas condiciones, no esperes encontrar un buen telescopio, aun para principiantes, por menos de 50-60.000 pesetas.

8.3 Como poner el telescopio en estación sin ver la Polar

Dado que a veces el área celeste que podemos observar no incluye el polo norte celeste, debido a que se interpone algún tipo de obstáculo, necesitamos un sistema para poder realizar la puesta en estación, lo más fiablemente que se pueda, si se pretende realizar un seguimiento fotográfico o simplemente que los mandos de A.R. y DEC nos sirvan para realizar correctamente su función de localización de objetos celestes con su posterior mantenimiento dentro del campo del ocular moviendo únicamente el mando de A.R.

Por otro lado, el método que aquí se presenta no depende de ningún punto cardinal concreto, ni siquiera se necesita que el área a observar sea muy extensa, más bien requiere un buen reconocimiento de las estrellas visibles, dentro de ese área, hasta una magnitud aproximada de +3; lo cual no resultará nada difícil si se dispone de una carta celeste de la zona. Además habrá que saber cómo calcular la hora sideral dada una hora civil.

Como elementos auxiliares deberemos contar con una brújula y un nivel de burbuja. Pasemos, pues, a la descripción de los diferentes pasos a realizar para conseguir una puesta en estación:

  • Orientar el conjunto del telescopio hacia el Norte, usando por ello el Norte magnético como referencia.
  • Nivelar el telescopio con el terreno, es decir, que la base de la montura ecuatorial del telescopio esté lo más perfectamente horizontal que nos sea posible (algunas monturas disponen de un pequeño nivel de burbuja en su base, si no fuera éste el caso usar el nivel de burbuja que debemos tener).
  • Aproximar el eje de A.R. con la latitud del lugar; esto se puede haber realizado con antelación, pues solo interviene la montura ecuatorial (nos puede ayudar disponer de una plantilla de cartón duro que sea un triángulo rectángulo con uno de los ángulos agudos igual a la latitud del lugar de observación).
  • Moviendo el mando de A.R. del telescopio colocar el eje de A.R. perpendicular a la línea cenit - nadir, de forma que al mover el mando de Declinación se conforme el plano que comprende al meridiano del lugar de observación.
  • Buscamos visualmente una estrella de magnitud igual o inferior a +3, la cual podamos identificar en un mapa celeste y obtener sus coordenadas, sirviéndonos de estrella de referencia. (Si sabemos la orientación aproximada de nuestro lugar de observación y la hora de inicio de la misma, podremos llevar esta información ya preparada).
  • Calcular la Hora Sideral (ver el siguiente articulo) para el instante "t" de puesta en estación (normalmente con un margen de unos 5 minutos bastará).
  • Mover el mando de Declinación del Telescopio hasta que su círculo graduado marque la Declinación que corresponde a nuestra estrella de referencia.
  • Sin mover el mando de A.R. mover el círculo graduado del A.R. para poner la hora sideral escogida.
  • Mover, ahora, el mando de A.R. hasta que el círculo graduado de A.R. marque la A.R. de la estrella de referencia.
  • En el instante "t", o sea, cuando nos encontremos en la hora civil que se corresponde con la hora sideral calculada, proceder a centrar la estrella de referencia en el ocular del telescopio (usar un ocular que nos dé pocos aumentos, al menos para la primera aproximación) moviendo únicamente los mandos de latitud y acimut del telescopio, "no tocar ni el mando de Declinación ni el mando de A.R.". Este paso debe realizarse lo más rápidamente posible.

Se puede proceder a un nuevo centrado más fino actualizándose la hora sideral en el círculo de A.R. para un nuevo instante "t", moviendo el círculo de A.R. el número de minutos transcurridos entre ambos instantes y realizando de nuevo los pasos 9 y 10 si la estrella de referencia es la misma o los pasos 5,7,8,9 y 10 si cambiamos de estrella de referencia.

Si los pasos se han realizado de una forma exacta, en el segundo centrado nos debe aparecer la estrella escogida en el nuevo instante "t" dentro del campo del ocular sin tener que realizar ningún movimiento en el paso 10.

Obviamente la precisión de la puesta en estación vendrá dada, fundamentalmente, por la precisión de los círculos graduados de nuestro telescopio, tanto en A.R. como en DEC.; no consiguiendo un centrado excelente como resultaría de tomar como base la estrella polar, pero si lo suficiente bueno como para realizar búsquedas de objetos celestes basadas en sus coordenadas, e incluso intentar la astrofotografía, aunque con exposiciones cortas que debemos delimitar.

En cuanto a los errores tenemos que, por ejemplo, en un círculo de Declinación con intervalos de 2 grados fácilmente el error en el posicionamiento podemos hacerlo menor de 30' y en un círculo de A.R. con intervalos de 10 minutos se llegaría a un error inferior a los 3 minutos que, traducido a grados, sería inferior a los 45'. Sirva como ejemplo que un centrado directamente sobre la polar provoca un error de 44' 9" en Declinación por lo que respecta a la puesta en estación.

Por otro lado, también hay que contar con una nivelación del telescopio y un posicionamiento del eje de A.R. sobre el meridiano lo más perfectos posibles para obtener un error inferior a 35' de arco (desviarse menos de 1 mm en 10 cm, bien de la horizontal en el primer caso, bien del meridiano en el segundo caso).

Dadas las condiciones de la observación (invisibilidad del norte celeste) y la sencillez del método aquí expuesto, éste podría ser equiparable a un centrado directo sobre la estrella Polar.

Un vez colocado el telescopio en estación, sólo nos queda mantener la H.S. actualizada sobre el círculo de A.R. y ello lo podemos hacer de 2 formas:

  • actualizando dicho círculo con los minutos transcurridos desde una actualización anterior, lo cual nos obligaría a llevar un registro del tiempo transcurrido. Puesto que el día solar supera al día sideral en 3 minutos 56 segundos habría que tomar en cuenta esta diferencia, pero dado que el error que podemos cometer en la puesta en estación es de unos 3 minutos en el círculo graduado de A.R. y que una observación de 5 horas nos produce un desfase < 50", esto nos lleva a la conclusión de que efectuar dicha corrección es inoperante para la observación y en todo caso con añadir 30" cada 3 horas de observación el error provocado por este motivo sería inferior a los 30', pero esto no se puede reflejar con claridad en un circulo graduado con intervalos de 10 minutos.
  • Localizar y posicionar una estrella conocida en nuestro campo de visión telescópico y poner su A.R. en el círculo graduado.
  • Una vez realizado uno cualquiera de los 2 pasos anteriores procederemos a buscar el objeto celeste que nos interese manejando los mandos de A.R. y de Declinación.

8.4 Como alinear el telescopio por el método de deriva

1. Prepare su telescopio como lo hace normalmente. Use cualquiera de los muchos métodos de alineación tosca que utilizan la Polar. Este puede ser tan inexacto como simplemente centrar la Polar en su alineador. Cuanto más se acerque con este sistema, menos tiempo tardara en usar el método rápido. (Nota: Nivele su trípode, hace la vida más fácil.)

2. Ponga un visor diagonal e iluminado en su telescopio. La mínima potencia es sobre 200 para una adecuada sensibilidad durante el ajuste. Rote el ocular de forma que una estrella se mueva paralela a la diana en Declinación y Asc. Recta cuando utilice los mandos de movimiento lento. Alinéela de forma que la Dec. sea arriba y abajo (Norte / Sur) y la A.R. sea derecha e izquierda (Este / Oeste).

3. Busque una estrella muy cercana al meridiano y alrededor de +20 grados de declinación y alinéela con el centro de la guía del ocular. Gire su telescopio (solo en A.R. si lo desea) y fíjese en la desviación de la Declinación (arriba / abajo). A menos que su ajuste sea muy exacto, verá la deriva en 5 a 30 seg.

4. Si la estrella deriva hacia arriba, gire el mando de azimuth para que la estrella se mueva hacia la derecha del campo. Si la estrella deriva hacia abajo, gire el mando de forma que la estrella se mueva hacia la izquierda del campo. (Estos ajustes se hacen al contrario en un telescopio Newton). Tras este ajuste, utilice los mandos de movimiento fino para volver a centrar la estrella. Repítalo hasta que no haya deriva por lo menos durante 5 min. Nota: Si observa una deriva en menos de 5 seg. a 200X, esta Vd. 10 veces o más el campo del ocular apartado del azimuth. Dele al mando una buena vuelta. Deberá repetirlo 3 o 4 veces para notar la reducción de velocidad de la desviación. Si no ve ningún desplazamiento durante 30 seg. o así, debe Vd. estar 1 o 2 veces el campo del ocular desplazado. Realice el ajuste de azimuth correspondiente. Si tras el ajuste la estrella deriva en sentido contrario, ha ido Vd. demasiado lejos.

5. Busque una estrella en el Ecuador y dentro de los 15 grados del horizonte Este. Repita el paso 2 y utilice las instrucciones de los pasos 3 y 4. Si la estrella deriva hacia arriba, ajuste la elevación para mover la estrella hacia abajo. Si deriva hacia abajo, ajuste la elevación para mover hacia arriba la estrella. Repítalo hasta que no haya deriva al menos durante 5 minutos.

6. Si ha hecho una gran corrección en elevación (varios grados o más), retroceda y compruebe el azimuth, si no, ha terminado. Con un poco de practica, puede llegar a ser posible completar el proceso antes del fin del anochecer. Pruébelo en su patio hasta que lo haga sin dudas. He encontrado este método lo suficientemente seguro como para realizar astrofotografías de hasta 3 horas de campos pequeños (menos de 1 grado) y hasta 2 horas para campos más grandes (hasta 5 grados) para unas declinaciones de entre +70 y -70 grados. Para exposiciones más largas y más cercanas a los polos, se requiere un método fotográfico de alineamiento polar solamente aplicable a instalaciones fijas.



El sitio que Ud. está visitando está dedicado a la divulgación de noticias de astronomía, a la divulgación de artículos educativos, astronáutica y la exploración espacial. Inició su andadura a comienzos de 2007 y es fruto del esfuerzo personal de alguien que como Ud. ama el conocimiento y desea compartir lo que aprende con todos.

Este no recibe apoyo privado ni estatal, salvo la publicidad que en ella se muestra, siendo de esta manera un sitio totalmente independiente. El Cielo del mes ha ido creciendo poco a poco y espero que crezca mucho más, pero esto obliga a disponer cada vez de más recursos para poder seguir alimentándolo y manteniéndolo, lo cual espero que ocurra por muchos años.

Por ello, y si Ud. tiene interés en apoyar este proyecto personal, lo invitamos a utilizar el vínculo de PayPal, que permitirá una transacción simple y segura, con el fin de hacernos llegar su contribución, la cual agradezco sobremanera, y para cualquier cantidad, por pequeña que sea nos servirá de gran ayuda.

Muchas gracias

Vicente Díaz

 



www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007