Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
Astronomía para niños


Despacio con el espacio
Autor: Sebastián Musso

2. El Sistema Solar


Hace mucho, mucho tiempo, el Sol estaba en el medio de una nube gigante de la que iba a nacer la Tierra y el resto de los planetas. El Sol giró cada vez más rápido, como giran cada vez más rápido los bailarines cuando dan vueltitas y así se fue juntando todo ese gas en grandes pelotas que luego se enfriarían (porque al principio estaban muy calientes) y darían forma a los planetas. Así nación la Tierra, hace muchísimo tiempo, junto con Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón que son los otros planetas del Sistema Solar. Cada uno de ellos comenzaron a dar vueltas alrededor del Sol y algunos dejaron que otros cuerpitos giraran a su alrededor y hoy los llamamos lunas. La Tierra tiene a la Luna y otros planetas, Saturno por ejemplo, tiene 22.

Muy grande era esa nube, tanto que quedó algo de todo eso después de que los planetas se formaran y con ese nacieron cometas, asteroides y muchos otros objetos que dan vueltas en el Sistema Solar. Ahora vamos a conocerlos uno por uno.

Mercurio:

Es el planeta que está más cerca del Sol. Como el Sol es muy grande y tiene mucha fuerza quiere agarrar a Mercurio igual que al resto de los planetas. Para que esto no pase los planetas giran más o menos rápido a su alrededor. Mercurio es el que tiene que girar más rápido, un año en Mercurio dura nada más que 88 días de los nuestros.

Muchas veces habrás escuchado decir que el sistema solar es como nuestro vecindario cósmico. Mafalda en una de sus tiras cómicas miraba la luna y pensaba â€opensar que no sos más que el felpudo del universo”. El universo es tan grande que viajar a los planetas es muy cerca comparado a ir a las estrellas o más allá.

Mercurio no tiene atmósfera, no tiene aire que respirar y el cielo si estuviéramos parados sobre él sería siempre negro (salvo cuando miramos para donde está el Sol que se vería enorme). Esa atmósfera que Mercurio no tiene es la que necesitaría para protegerse de los meteoritos que todo el tiempo están chocando contra el suelo. Por eso Mercurio tiene muchos cráteres como la Luna. Mercurio es chiquitito y hace mucho calor cuando estás de día pero mucho, mucho frío a la noche. No hay vida en Mercurio como en ninguno de los planetas del Sistema Solar a no ser la Tierra que es donde vivimos nosotros.


Venus:

Lleva el nombre de la diosa del amor y la belleza. En el cielo mirarlo justo cuando se hace de día o cuando está por hacerse de noche es hermoso. Muy brillante y de color amarillo es uno de los puntitos que más llamaron la atención de los astrónomos de todas las épocas.

Desde hace algunos años se estuvieron mandando algunas naves a visitar a Venus. No llevan astronautas, no hay hombres que hayan ido a Venus pero sí muchos robots que sacaron fotos, le tomaron la temperatura, midieron sus montañas y estudiaron muchas cosas para que conozcamos a Venus.

Este planeta en lo único que se parece a la Tierra es que tiene más o menos el mismo tamaño. Está cubierto de nubes como en un día feo de la Tierra pero esas nubes no están hechas de lo mismo que las que vemos todos los días, no podríamos respirar en Venus. Hace muchísimo calor, unos 450 grados centígrados que es más que el calor que tiene el horno de la cocina cuando mamá hace la comida.

Los astrónomos cuentan que en Venus no podríamos caminar por lo que ellos llaman â€opresión”. Eso significa que si estuviéramos en este planeta tendríamos que soportar el peso igual a 90 chicos como nosotros encima nuestro, como si cargáramos una mochila y adentro de ella a todos los chicos del curso, más los compañeros del curso de al lado, más los alumnos de otro curso más del colegio.

Venus aparece en el cielo justo antes después que el sol se ponga a la noche o justo antes que el sol salga a la mañana. Los griegos se lo confundían con dos planetas diferentes y le pusieron dos nombres: lucifer y vesper.



Tierra:


Es nuestro planeta, desde el espacio los astronautas sacaron muchas fotos de la Tierra. Es hermosa. Hay una cosa muy curiosa, aunque su nombre es Tierra la mayor parte de este planeta donde vivimos es agua, en forma de mares pero también tenemos que contar la que hay en los ríos, las lagunas y los océanos. Si alguna vez fuiste de vacaciones a la playa te acordarás que el mar parece que no termina nunca, es muy grande. Alrededor de la Tierra y durante todo un mes la Luna da una vueltita, siempre nos muestra la misma cara y la otra solo la conocemos por algunas naves que fueron a â€oespiar” y sacaron fotos que los astrónomos ahora nos muestran.

Marte:

Es llamado el planeta rojo, es como un desierto igual que los de la Tierra lleno de rocas y algunas montañas muy altas. El color rojo es porque está oxidado. Preguntale a tus papis si hay algo de hierro en el patio de tu casa que se lo hayan olvidado hace mucho tiempo, si es así, es bastante seguro que este rojo como Marte.

Es de la mitad del tamaño de la Tierra y no es muy agradable como para ir de vacaciones porque hace mucho frío, unos 80 grados bajo cero. Tendríamos que ponernos muchos buzos, campera, gorrito de lana, guantes en las manos, medias gruesas en los pies y hasta un pasamontañas e igual tendríamos mucho frío. Hay tormentas de arena que nos harían mal a los ojos como cuando un auto levanta polvo en una calle de tierra y vientos muy fuertes que nos tirarían la piso. Si estuviéramos en una nave espacial volando por Marte podríamos ver el volcán más grande de todo el Sistema Solar, unas seis veces más alto que el más grandote de la Tierra. Marte tiene dos lunas, se llaman Fobos y Deimos que significan â€oel temor” y â€oel terror”. Esos nombres no son muy lindos pero las lunitas son bastante simpáticas, son chiquitas y un poco deformes como si fueran dos papas que dan vueltitas alrededor de Marte. No son muy brillantes pero desde Marte se los ve muy grandes en el cielo porque están muy cerca aunque nos taparían muchas estrellas que de noche no podríamos ver.


Los asteroides:

Son como planetas chiquitos. Son muchísimos que giran alrededor del Sol entre Marte y el próximo planeta del Sistema Solar que es Júpiter. Se descubrieron recién en 1801 cuando vivían nuestros tatara - tatara abuelos. Son como piedras que van dando tumbos por el espacio.


Júpiter:


Es el más grandote de los planetas que giran alrededor del Sol. Muchas más veces más grande que la Tierra es a comparación como si fuera una piñata de cumpleaños al lado de una manzana que representaría a la Tierra. Es gaseoso, eso quiere decir que no podemos caminar sobre Júpiter porque no tiene un suelo duro como la Tierra. Es como si fuera todo aire pero de distintos colores, a distintas temperaturas y hecho de cosas que no podemos respirar. No es un planeta tranquilo. Tiene vientos muy fuertes, tormentas que hace más de 400 años que las vemos y todavía no terminan aunque no son tan brillantes como los de Saturno para que los observemos desde la Tierra también tiene anillos.

Si la Tierra tiene una lunita que vemos a la noche en Júpiter hay 16. Una de ellas es más grande que Mercurio y que Plutón, que son planetas. En una hay volcanes activos que lanzan chorros de gases muy calientes al espacio y otras lunitas son como bolas de hielo grandotas llenas de cráteres.


Saturno:

¡Qué lindo que es Saturno!. Es muy probable que sea el más lindo de todos los planetas. Es muy grandote y tiene unos anillos mucho más grandes todavía. 

Los anillos están hechos de muchísimas pelotitas muy chiquitas de hielo que dan vueltitas alrededor de Saturno, no se las puede contar de tantas que son pero desde lejos, muy lejos como está la Tierra de Saturno, parece como si fuera un anillo por el que podríamos caminar, como si fuera un piso gigante, como un caminito. El primero que vio los anillos de Saturno fue un señor llamado Galileo, muchos otros estudiaron a estos anillos después, incluso vos si mirás con un telescopio vas a poder ver a Saturno rodeado de sus anillos. Si te sorprendió que Júpiter tuviera 16 lunas tenés que saber que Saturno le gana, tiene 22. Son de distinto tamaño, de diferentes colores y una de ellas es muy interesante porque se parece a la Tierra cuando era muy joven y cuando los hombres no existían, ni los animales, ni las plantas, hace mucho, mucho tiempo. Una nave está viajando para sacar fotos de esa luna que se llama Titán y tomarle la temperatura y saber de qué está hecha y responder una montón de preguntas que se están haciendo los astrónomos que son señores muy curiosos sobre las cosas del espacio. Saturno también es gaseoso y se parece bastante a Júpiter. Tiene vientos fuertes y nubes gigantes. También tiene tormentas que se ven desde la Tierra.

Si miras con un telescopio a saturno podés ver una franja oscura entre los anillos que lleva el nombre de su descubridor: Cassini. Este es el nombre también de una nave que está investigando al planeta y que fue lanzada en conjunto por los estados unidos y la agencia espacial europea.


Urano:

No siempre supieron los astrónomos que Urano estaba allí, en el cielo, dando vueltitas alrededor del Sol. Hace algunos años un señor que se llamaba Guillermo Herschel lo vio por primera vez con un telescopio muy grandote que se había construido él mismo. Como era el astrónomo del rey de Inglaterra, que se llamaba Jorge, Herschel quiso ponerle al “Planeta Jorge” pero los demás astrónomos no quisieron y lo llamaron Urano que les pareció más lindo para un planeta.

Urano es bastante raro, gira acostado. Mientras todos los planetas tienen sus polos mirando para arriba y para abajo (por eso los polos de la Tierra son tan fríos) los polos de Urano miran para el Sol. Pero el Sol está muy lejos y no llega a calentar mucho a Urano que es muy frío, más frío que un cubito, que es muy frío. Por eso no hay vida en ninguna parte del Sistema Solar, o hace mucho calor o hace mucho frío, los gases de la atmósfera son para nosotros veneno y no podríamos respirar en ningún planeta que no sea la Tierra, además los vientos y las tormentas nos harían la vida imposible y en algunos los volcanes serían todo un peligro. Urano tiene 15 lunas y anillos.

Me gusta imaginarme a urano como si fuera un dormilón. Su eje de rotación apunta al sol. Podríamos decir que gira acostado. Como si estuviera durmiendo.


Neptuno:

Se parece bastante a Urano, también tuvo que ser descubierto por un grupo de señores que lo buscaron durante mucho tiempo con sus telescopios porque no se lo ve a simple vista cuando miramos al cielo. Es azul, gaseoso y con anillos. Tiene 8 lunas.


Plutón:

Cuando descubrieron este planeta es bastante seguro que tu abuelo o tu bisabuelo ya hubiera nacido. En los diarios de esos días se escribía que el último de los planetas del Sistema Solar había sido descubierto y tenían razón. Es el más chiquito de todos y como está tan lejos del Sol es también donde hace más frío. El tamaño del Sol en el cielo depende de la distancia a la que lo vemos así como un señor que camina en la otra cuadra parece chiquito y cuando se acerca a nosotros vemos que es más alto. Desde la Tierra el Sol se ve bastante grandote porque está bastante cerca, pero desde Plutón el Sol se ve como una estrella más en el cielo, como cualquier estrella de las que vemos a la noche.

Plutón tiene una luna que se llama Caronte, es de la mitad del tamaño de Plutón, se parecen mucho y dan vueltas juntos alrededor del Sol como si estuvieran bailando agarradas de la mano. El camino de Plutón para girar alrededor del Sol es muy grande, los astrónomos lo llaman órbita. Es por eso que Plutón tarda 247 años de la Tierra para dar esa vuelta.

Es el único planeta donde no llegó ninguna nave espacial de las que mandamos para estudiar las cosas del Sistema Solar, es que está muy lejos.

Hay dos astrónomos llamados marcy y buttler que son como los galileo de nuestra época. Ellos solos han descubierto la mayoría de los planetas extrasolares que conocemos. Hace muy poco que esta historia comenzó pero nos deja soñar con posibles cuerpos como la tierra, viajes espaciales y ... ¿ET?


Para saber un poco más:

En el año 1991 muchos astrónomos se juntaron en la ciudad de Buenos Aires, que es la capital de la República Argentina en una reunión que hacen cada cuatro años como si fuera un mundial de fútbol con la diferencia que en vez de jugar al fútbol hablan de astronomía.



Mientras estos señores contaban entre ellos las cosas que hacían en su trabajo les llegó la noticia desde Inglaterra que otros astrónomos habían descubierto un planeta dando vueltitas alrededor de una estrella que no era el Sol, era otra estrella distinta, de las muchísimas que hay en el cielo y que vemos a la noche. Desde ese momento se descubrieron más de 30 estrellas que tienen planetas. Los planetas no se parecen a la Tierra, todos son muy grandotes, más grandotes que Júpiter, muy calientes, más calientes que Mercurio y están muy lejos, mucho más lejos de lo que te puedas imaginar. Pero son cosas que antes no sabíamos, los astrónomos siempre buscan cosas nuevas para estudiar porque les encanta saber cosas nuevas y los planetas dando vueltas a otras estrellas son muy novedosos.

En las vacaciones de invierno de 2001 tuve la suerte de trabajar en el teatro auditorium de mar del plata en un ciclo que ellos llaman â€oa desaburrir el invierno”. En él pasaron durante 15 días más de 25.000 chicos. Yo estuve con muchos de ellos hablando sobre astronomía, jugamos, armamos rompecabezas y hasta hicimos algunos dibujos como el de aquí que representa al sol y a los 9 planetas... Ah, también al cinturón de asterorides.



El Sistema Solar a tu medida

Cuando abrimos un libro de Astronomía, que se refiera por ejemplo a Sistema Solar. ¿Hasta donde llegamos a entender esos números seguidos de tantos ceros?. Al leer estas cifras, difícilmente nos daremos cuenta de que tan grande es Júpiter o que tan lejos esta la Tierra del Sol. Para llegar a dimensionar las distancias y diámetros de los cuerpos que nos acompañan en el Sistema Solar, reduciremos sus cifras a otras que sean mas accesibles y hasta cotidianas. Por eso vamos a tomar una sola escala, es decir, vamos a dividir el tamaño de los planetas por el mismo numero que lo haremos con su distancia al astro rey. Así pues, nos quedara un Sistema Solar capaz de caber dentro de una ciudad, te propongo que tomes un mapa de la tuya y recorras conmigo nuestros vecinos mas cercanos en el Universo.

En el centro el Sol, de 1,87 metros de diámetro, lo ubicaremos en una esquina importante de la ciudad y desde allí comenzaremos un viaje por el Sistema Solar donde tal vez este tu casa.

A 78,6 metros de nuestro punto de partida se encuentra Mercurio, una pequeña pelotita de 0,66 cm; totalmente dominada por ese enorme globo gaseoso que es el Sol y que por ahora tenemos muy cerca.

Nuestro siguiente encuentro será con Venus, estamos a 146 metros de nuestra estrella (muy poco menos que una cuadra y media), y quien en realidad es un bellísimo disco cubierto de nubes se nos presenta en nuestra escala como un insignificante cuerpo de apenas 1,70 centímetros.

¿te animás a hacer esta escala sobre un mapa de tu ciudad? También podés ir con mamá, papá y algunos amigos tuyos a caminar por donde hayas dibujado en el mapa imaginando donde estarían los planetas. ¡POdés aprender mucho así y de paso les enseñás a tus amigos!

Atención! Si tu casa se encuentra a dos cuadras de donde colocaste a nuestro Sol, estas sobre el lugar que ocupa la mismísima Tierra, nuestra casa. Pero no te desilusiones si te digo que esta solo tiene 1,72 centímetros de diámetro (un diámetro 110 veces mas chico que el del Sol). ¿Y la Luna? ; una esfera de 0,46 cm; girando alrededor de la Tierra a una distancia de medio metro. Después de todo esto si te sirve de consuelo (ya se que no yo lo he intentado más de una vez) pensa que todos tus problemas transcurren en un lugar casi microscópico del Universo.

Y ahora si, la ansiada visita a Marte, el planeta rojo, que vos podrás hacer esta misma tarde llegándote a 309 metros de tu Sol, claro que lo único que vas a encontrar es una bolita de 0,90 centímetros, acompañada de sus dos lunas Fobos y Deimos, a esas no las vas a ver pero se encontraran a 0,90 y 3 centímetros respectivamente de Marte.

Hemos recorrido el llamado Sistema Solar Interior, poblado por planetas que se nos parecen bastante, están formados por rocas y son chiquitos. No nos costo mucho viajar por esta región, vimos que están relativamente cerca unos de otros y al menos en nuestra escala pudimos hacer este viaje caminando. Ahora tendremos que caminar con cuidado de no pisar ningún asteroide de los que se encuentran entre las órbitas de Marte y Júpiter para llegar precisamente a este ultimo, un gigante de 20 cm; de diámetro (11 veces el de la Tierra) y gira alrededor del Sol a una distancia de 778.000.000 km.; perdón creo que a esta altura ya no nos gustan los números de tantas cifras, sigamos con nuestra escala y Júpiter se encontrara a 1.055 metros o si lo preferís a diez cuadras y media del Sol.

Como ya sabes, la tierra gira alrededor del sol. Eso es lo que nosotros llamamos año. Un día yo enseñaba sobre que el año no tiene exactamente 365 días sino un poquito más que cada cuatro años nos hace sumar un día más al mes de febrero y a ese año lo llamamos bisiesto. un chico me miró preocupado y me dijo: â€osuerte que hacemos eso”. ¿por qué?, Les respondí. â€oPorque si no estaríamos festejando el año nuevo a las 6 de la tarde.



Júpiter tiene 16 satélites naturales o lunas de las cuales las cuatro mas grandes pueden verse con un par de binoculares desde la Tierra. En nuestra escala se encuentra de Júpiter a una distancia de 60 cm; (Io), 95 cm; (Europa), un metro y medio Ganimedes y a 2,65 metros Calisto. Para llegar a la luna mas distante de las 16 deberíamos alejarnos 32 metros de Júpiter. En el Sistema Solar Exterior las distancias se hacen cada vez mas grandes, y para ver a Saturno (una esfera de 16,3 centímetros de diámetro) tenemos que alejarnos veinte cuadras del Sol. Claro que para ver el mas externo de los anillos nos moveremos 65 cm; (compáralo con la distancia de la Luna a la Tierra y no te asustes), equivale a decir 38 Tierras una al lado de la otra. Siguiendo con esta forma tan rápida y llevadera de viajar por el Sistema Solar, que cualquier escritor de ciencia ficción nos envidiaría, llegamos a Urano, otro globo gaseoso esta vez de 7 cm; de diámetro a 39 cuadras del Sol. Para llegar a Neptuno te recomiendo que te agarres la â€obici” porque tendrás que hacerte unas veintiún cuadras mas, este se encuentra a unas 60 cuadras de esa esfera de 1,87 metros que simboliza nuestra estrella mas cercana y que desde aquí esta muy lejos de parecerse a ese disco imponente que estamos acostumbrados a ver desde la Tierra. A Neptuno debes darle un diámetro de 6,60 cm. Es el ultimo de los planetas gigantes, gaseosos, fríos y con anillos (aunque hallamos mencionado nada mas que los de Saturno) y con gran cantidad de lunas. Por ultimo Plutón, una pelotita de 0,25 centímetros, el mas chico de todos. Con el terminamos un recorrido por los principales cuerpos que giran alrededor del Sol y por algunos de los que dan vueltas alrededor de los planetas. Espero te haya quedado una idea un poco mas clara de cual es el lugar que ocupamos en el Sistema Solar; pero quedate tranquilo que la Tierra de verdad es bastante grande y todavía hay lugar para todos.

Los astrónomos tienen su pájaro. Como algunos imaginan que el pingüino es mozo o el hornero un perfecto arquitecto existe una especie de búho llamado ñacurutú que en nuestro continente le dicen â€oel pájaro astrónomo”. Todas las noches sale mirando para arriba a contar estrellas y a chistarle al que lo hace perder.

 

Girando alrededor de nuestro chico-Sol

Estoy empecinado en que el Sistema Solar sea para vos algo muy cotidiano, tanto como las cuadras que caminás hasta el colegio o el recorrido que hace el colectivo todas las tardes para llevarte a la casa de tu amigo. Es que nunca antes imaginaste el Sistema Solar como algo que podías achicar hasta los tamaños que te son familiares pero con la nota donde lo pusimos en tu ciudad ahora las cosas pueden empezar a verse distintas.

Siempre estuvimos acostumbrados a suponer que si una nave espacial salía de la Tierra â€opara arriba” a algo le tenía que pegar. Después de ese jueguito de escalas nos dimos cuenta que el Sol junto con su corte de planetas conforman un sistema donde abunda el espacio vacío, como es en realidad el Universo.

Ahora imaginemos los tiempos que tardan los planetas en girar alrededor del Sol, es decir, el año de cada uno de ellos. Nosotros sabemos que son 365 días y algo más, pero ¿cuánto será lo que tarda Mercurio en girar alrededor del Sol? La respuesta en este caso es 88 días terrestres. Pero si quisiéramos hacer un juego en el patio de nuestro colegio este tiempo no nos serviría, es que se nos acaba el recreo pronto y el que hace el papel de Plutón no se movió ni un poquitito.

Entonces imaginemos que la Tierra tarda un minuto en girar alrededor del Sol, nuestro año entonces nos quedó reducido a este corto tiempo. A partir de este numerito sabremos que Mercurio tarda 15 segundos y Venus tiene un año en esta escala de 37 segundos.

Si te gusta mucho la astronomía tenés un día especial para festejar. Es el 24 de octubre â€odía de la astronomía en argentina”. Un día como ese abrió sus puertas el observatorio de Córdoba, el primero de nuestro país.


El Sistema Solar a tu medida

Marte, que está después que nosotros en orden desde el Sol, tardará un minuto con cincuenta y tres segundos (casi 2 minutos para no complicar) en girar a su alrededor. Júpiter tendrá un año de 11 minutos y medio y el recreo que se nos acaba.
Saturno, el hermoso planeta de los anillos tarda casi media hora en su recorrido en torno a nuestra estrella y Urano tardaría 1 hora y 24 minutos tomándose todo su tiempo. 2 horas con 44 minutos para Neptuno y terminamos con un lento pero también muy lejano planeta como es Plutón, que tarda en nuestra escala más de 4 horas en â€osu año”.

Así tu Sistema Solar también se mueve y los planetas que te habíamos presentado antes ahora giran alrededor del Sol y sobre todo en tiempos que vos puedas entender. ¿Te animás a jugar con tus amigos a esta â€obaile de planetas”? Si es así probemos:
Necesitamos cinco participantes que sean:

1. El sol.
2. Mercurio.
3. Venus.
4. Tierra.
5. Marte.

Al que le tocó ser el Sol le espera un trabajo tranquilo, está en el centro de las órbitas (los caminitos en círculo) de todos los planetas. Él tendrá que quedarse parado para que todos den vueltas a su alrededor como si fuera el centro de una calesita.

Para Mercurio, nuestro amigo tendrá que girar en torno â€oal Sol” cada 15 segundos a una distancia de medio paso del centro de nuestro Sistema Solar en miniatura.

Y si cuando seas grande querés ser astrónomo vas a tener que mudarte a la ciudad de la Plata, a Córdoba o a San Juan que son las tres facultades de Argentina que tienen la carrera de licenciado en astronomía. Vas a tener que estudiar mucho pero es fantástico.

Venus va a girar en 37 segundos (si lo hacés en cuarenta no me enojo) a una distancia de un paso. Si te fijás bien veras que el chico que personifica a Mercurio tuvo que dar más de dos vueltas cuando vos diste una sola. La Tierra hará un giro alrededor del chico-Sol cada un minuto, a una distancia de dos pasos y medio de este. Mercurio dio cuatro vueltas (cuatro años suyos) y Venus casi dos cuando nuestro chico-Tierra cumplió con su primera vuelta. Marte (acá terminamos porque la tarea de personificar a los otros planetas, mucho más lentos sería muy aburrida) tardará casi dos minutos a una distancia del chico-Sol de dos pasos y medio. Para cuando nuestro chico-Marte haya dado una vueltita (un año marciano) el chico-Mercurio dio ocho vueltas y ya está un poco mareado, Venus dio casi 5 vueltas y media y en la Tierra festejamos ya dos fines de año con regalos de Papá Noel y Los Reyes Magos incluidos.


La astronomía no tiene que ser algo complicado. Muchas de las cosas que vemos todos los días son fenómenos astronómicos. Los cambios del día y la noche, la salida del sol y la luna y las diferentes fases de ésta, el movimiento de las estrellas, las estaciones. Todas estas cosas son estudiadas por la astronomía. Otras cosas pasan menos seguido como los eclipses de sol o de luna o poder ver algún cometa pero no es tan raro... ¿alguna vez viste un eclipse?


Meteoritos y cometas

Dando vueltas alrededor del Sol hay muchísimos cuerpitos que son en realidad el material del que esta hecho el Sistema Solar. Todo ese material que termino fuera de los planetas hoy forma los meteoros. Algunos chocan contra la Tierra. Todas las noches si estás afuera un rato largo podrás ver alguna â€oestrella fugaz”. Son meteoritos que rozan la atmósfera terrestre a velocidades de hasta 70 kilómetros por segundo. ¡Rapidísimo!. Es como si se prendieran fuego y se consumieran muy rápido, por eso los vemos.

Hay fechas en el año que sabemos que muchos meteoritos se encontrarán con la Tierra. Esas noches veremos muchas estrellas fugaces en el cielo. Son lluvias de meteoritos como las que se llaman Leonidas y podes observarlas todos los años cerca del 17 de noviembre. Ninguno llega al suelo porque son muy chiquitos y se consumen antes. Pero algunos meteoros sí lo hicieron. En 1908 en el norte de Rusia en una zona llamada Tunguska golpeó un meteorito que ocultó al Sol mientras caía y explotó tan fuerte que se oyó a más de 1.000 kilómetros.

La astronomía no tiene que ser algo complicado. Muchas de las cosas que vemos todos los días son fenómenos astronómicos. Los cambios del día y la noche, la salida del sol y la luna y las diferentes fases de ésta, el movimiento de las estrellas, las estaciones. Todas estas cosas son estudiadas por la astronomía. Otras cosas pasan menos seguido como los eclipses de sol o de luna o poder ver algún cometa pero no es tan raro... ¿alguna vez viste un eclipse?

También se cree que un meteorito muy grande, probablemente un cometa, chocó contra la Tierra hace 65 millones de años cuando aquí vivían los dinosaurios. Ese choque levantó tanto polvo que el Sol se ocultó durante meses impidiendo a las plantas crecer. Los dinosaurios murieron, opinan los científicos, por culpa de una roca caída del cielo.


Cometas:

Un cometa no es más que una bola de hielo que gira alrededor del Sol. Cuando está lejos del Sol los astrónomos no lo pueden ver porque son bastante chiquitos, como si tuviéramos un cubito sacado de la heladera en la otra punta de la casa sin que nada lo alumbre. Pero cuando se acercan al Sol de su núcleo se desprende material que forma como una cabellera primero y después la cola característica de los cometas. Esas colas están hechas de gases y no son compactas, algunas veces los planetas, incluida la Tierra, pasan dentro de las colas de los cometas y no les pasa nada.

En la antigüedad les tenían miedo a estos astros melenudos. Creían que traían desgracias como por ejemplo la muerte de los reyes, pestes o batallas perdidas. En 1910 pasó el cometa más famoso, el Halley, mucha gente tuvo miedo de que el cometa enfermara a los chicos o a los abuelos pero nada pasó. En 1986 lo vimos de nuevo con grandes telescopios y hasta algunas naves espaciales se acercaron a él para sacarle fotos y estudiarlo. Hay cometas todos los años y conocemos cientos de ellos pero son raros los cometas tan brillantes que podamos verlos cómodos a simple vista. En los últimos años tuvimos suerte pudimos ver al Shoemaker Levy en 1990, el Hyakutake en 1996 y el Hale Bopp en 1997. ¿Por qué esos nombres?. Llevan el nombre del señor o los señores que lo vieron primero. Si algún día observando el cielo descubrís un cometa podes ser famoso y ese cuerpito pasará a tener tu nombre.

Una de las naves que se acercó al cometa Halley en 1986 para fotografiarlo y estudiarlo mejor se llamaba â€oGiotto”. ¿un astrónomo? No, es el nombre de un pintor que fue el primero en representar a la estrella de Belén con cola como si fuera un cometa. La estrella de Belén guió a los reyes hasta Jesús.

 



www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007