Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
Noticias


Fuente Astroseti

Halladas estrellas "huérfanas" en la cola de una galaxia

La gran cantidad de estrellas en formación que ha sido detectada da un nuevo protagonismo a este tipo de regiones extragalácticas.

Un equipo de astrónomos ha hallado evidencias de la formación de estrellas en una larga cola de gas que se desprende de su galaxia materna. Este descubrimiento sugiere que las estrellas "huérfanas" pueden ser mucho más habituales de lo que se pensaba.


Esta imagen compuesta por luz visible y rayos X muestra una cola creada al hundirse una galaxia en el interior de un cluster, dejando tras de sí material y estrellas en formación. Los rayos X (en azul), detectados por el Observatorio Chandra, se extienden unos 200 000 años luz por detrás de la galaxia, denominada ESO 137-001 y situada en la esquina inferior izquierda de la imagen. Las emisiones de luz por el hidrógeno (en rojo), conocido por los astrónomos como "H-alfa", y el continuo de luz visible (en blanco) fueron captadas por el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), en Chile. La mayoría de las estrellas de la imagen son objetos situados en primer plano y pertenecientes a la Vía Láctea, ya que la línea visual hacia el lejano cluster galáctico se encuentra cerca del plano de nuestra galaxia. La imagen muestra también varias galaxias del cluster.
Crédito: rayos X: NASA/CXC/MSU/M. Sun et al. Visible: SOAR(MSU/NOAO/UNC/CNPq-Brazil)/M. Sun et al.
Imagen de alta resolución (TIFF).


La cola, similar a la de un cometa, fue observada en rayos X por el Observatorio Chandra de la NASA y en luz visible por el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), en Chile. Con una extensión de más de 200 000 años luz, su origen se encuentra en el gas liberado por la galaxia ESO 137-001 al precipitarse hacia el centro de Abell 3627, un cluster gigante de galaxias.

"Esta es una de las mayores colas observadas hasta ahora", según Ming Sun, de la Universidad Estatal de Michigan y director del estudio. "Y resulta que se trata de una fuente enorme de creación, no de destrucción".

Las observaciones indican que el gas de la cola ha dado lugar a la formación de millones de estrellas. Considerando que la gran cantidad de gas y polvo que es necesaria para el proceso de formación estelar suele encontrarse únicamente en el interior de las galaxias, los astrónomos consideraban del todo improbable que se pudieran formar grandes cantidades de estrellas fuera de una galaxia.

"Esta no es la primera vez que se observa la formación de estrellas entre galaxias", explicó Megan Donahue, miembro del equipo y también de la Universidad de Michigan. "Sin embargo, el número de estrellas que se está formando en esta región no tiene parangón".

Las evidencias de la formación de estrellas en esta cola de gas incluyen hasta 29 regiones de hidrógeno ionizado que emiten luz visible y que se considera procede de las nuevas estrellas. Todas estas regiones se encuentran aguas abajo de la galaxia, en el interior o cerca de la cola. Además, cerca de ellas se localizan dos fuentes de rayos X, otro indicio de la formación de estrellas. Los investigadores creen que las estrellas huérfanas se formaron en los últimos 10 millones de años.

Las estrellas de la cola de esta veloz galaxia, que se encuentra a unos 220 millones de años luz, se encontrarían mucho más aisladas que la inmensa mayoría de estrellas existentes en las galaxias.

"De acuerdo con nuestros estándares galácticos, podemos considerar que estamos ante estrellas extremadamente solitarias", afirmó Mark Voit, otro miembro del equipo de la Universidad de Michigan. "Si surgió vida en un planeta de esta región, seguro que contarían con unos cielos muy oscuros".

El gas que dio origen a las estrellas huérfanas se separó de su galaxia materna por la presión inducida por el movimiento de la galaxia a través del gas que a millones de grados domina el espacio intergaláctico del cluster de galaxias. Al final, la mayor parte de este gas será arrancado de su galaxia, mermando la materia prima para la creación de nuevas estrellas y deteniendo de manera efectiva la formación de más estrellas en la galaxia.

Este proceso puede representar una etapa importante pero corta de la evolución de una galaxia. Aunque aparentemente poco frecuentes en el universo actual, las colas galácticas de gas y las estrellas huérfanas fueron muy comunes hace miles de millones de años, cuando las galaxias eran más jóvenes y ricas en gas precursor de estrellas.

Estos resultados serán publicados en el número de diciembre de la revista The Astrophysical Journal . El Centro Marshall de Vuelo Espacial de la NASA, en Huntsville, Alabama, gestiona el programa Chandra para el Consejo de Administración de Misiones Científicas de la NASA. El Observatorio Smithsonian de Astrofísica controla las operaciones científicas y de vuelo desde el Centro Chandra de rayos X, en Cambridge, Massachussets.

Por su parte, el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR) es un proyecto conjunto de la Universidad Estatal de Michigan, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Brasil, la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y el Observatorio Óptico Nacional de Astronomía.


Enlace: http://www.nasa.gov/mission_pages/odyssey/odyssey-20070921.html

 


www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007