Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
Noticias

Fuente: Universo y Ciencia

El Spirit encuentra cristales de silicio en la superficie marciana

El descubrimiento de cristal de silicio realizado por el vehículo explorador "Spirit" en la superficie de Marte ha supuesto un nuevo hito revolucionario en la exploración planetaria. Los científicos de la NASA están tratando de determinar su origen, el cual es hasta el momento inexplicable.

Ese descubrimiento es sólo comparable al que "Spirit" y el otro vehículo "Opportunity", hicieron en la superficie marciana en 2004 cuando encontraron las primeras pruebas de que el planeta albergó agua en su pasado remoto.

En la Tierra, el cristal de silicio generalmente se produce de forma natural como resultado de un ambiente de vertientes sulfurosas o de fumarolas en las que surge vapor acídico de fracturas en el suelo.

Entre tanto, en el otro extremo del planeta, "Opportunity" continuó la exploración de un cráter en las cercanías de capas ricas en azufre que podrían entregar información sobre las primeras condiciones ambientales de Marte.

Esas capas ricas en azufre son una prueba de que el pasado marciano se caracterizó por un ambiente húmedo y ácido.

Según Ray Arvidson, uno de los científicos de la misión de los vehículos exploradores, desde su órbita las sondas que exploran Marte han mostrado yacimientos de minerales arcillosos bajo las capas de material sulfúrico. Agrega que constituyen una indicación de condiciones menos ácidas que muestran un cambio desde un sistema más hidrológico, con lluvias, a uno más árido en el que el agua surgió desde el interior evaporándose y dejando tras de sí sales sulfúricas.

Los vehículos exploradores de la NASA, que reciben energía de sus paneles solares, descendieron en Marte en enero de 2004 para llevar a cabo una misión científica que debía durar tres meses. Sin embargo, y a pesar de que los vehículos han comenzado a evidenciar fallos en sus operaciones, éstas han continuado desde ese año debido a los recientes descubrimientos y a la posibilidad de alargar la misión con el fin de encontrar nuevos y revolucionarios hallazgos en la superficie del planeta rojo.

En su tercer invierno marciano, "Spirit", por ejemplo, tendrá que recibir una carga de dos días de luz solar para poder funcionar durante una hora, dijo JPL.

"Spirit va a tener que pasar el invierno con mayor cantidad de polvo marciano en sus paneles solares que en años anteriores, dijo John Callas, uno de los directores de la misión en JPL. "En el último invierno marciano no tuvimos a Spirit durante alrededor de siete meses. En esta ocasión, es probable que el vehículo se mantenga estacionario durante mucho más tiempo y con menor energía disponible", señaló.

El bajo nivel de energía no es únicamente por la suciedad y el polvo acumulados en los paneles solares del vehículo; la batería que lleva incorporada tiene una vida limitada, y cada vez cuesta más tiempo recargarla para que el robot pueda realizar sus funciones más básicas.

Las operaciones sobre el vehículo, al igual que el envío y la recepción de datos recogidos terminar án cuando dicha bateria se agote, bien porque su ciclo de vida haya llegado a su fin, o bien porque las placas solares sean incapaces de suministrar m á s energía a la batería, debido principalmente a la cantidad de suciedad, polvo y tierra acumulados sobre ellas, o al deterioro de las celulas fotovoltaicas que componen las placas solares.

Nuevos indicios de vida

Spirit descubrió sílice casi puro. Hay dos origenes posibles para este mineral, explicó Steve Squyres, de la Universidad Cornell en Ithaca (Nueva York), responsable científico de la misión de dos robots en Marte, según un comunicado publicado en el sitio web del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA en Pasadena (California). En ambos casos, la vida microbiana se multiplica en torno a esas vertientes, señalaron científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL).

El JPL es responsable de la misión de los vehículos robotizados Spirit y Opportunity.

El sílice o silicio cristalizado se forma en nuestro planeta Tierra cerca a fuentes de agua caliente o de salidas de vapor. Se trata de emanaciones gaseosas que provienen de fisuras en las zonas volcánicas. En la Tierra, encontramos siempre vida microbiana en estos dos tipos de ambiente, según el estudio. El sílice es el material a partir del cual se fabrica el vidrio.

"Cualquiera sea el origen, esta concentración de sílice es probablemente el descubrimiento más importante del Spirit sobre la posibilidad de que haya existido un lugar habitable en Marte en el pasado", explicó el investigador. "Los indicios recolectados por Spirit dejan pensar que este sílice se formó cerca de salidas de vapor, como los que hay en Hawai e Islandia", agregó Steve Squyres.

Autor: Jorge García Lázaro


www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007