Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
Noticias

Fuente: Astroelche

Galaxias en estado salvaje

Cincuenta nueve nuevas imágenes de galaxias chocando componen la mayor colección de imágenes de Hubble puesta a disposición del público. Estea sorprendente atlas de galaxias del Hubble ilustra la interacción, las colisiones entre galaxias las cuales prudcen una notable variedad de estructuras.

De alguna u otra forma las galaxias siempre se encuentran interactuando a lo largo de las todo el Universo, a veces como dramáticas colisiones que provocan ráfagas de formación estelar, en otras ocasiones como sigilosas las fusiones que dan lugar a nuevas galaxias. Una serie de 59 nuevas imágenes de galaxias colisionando ha sido puesta a disposición pública del archivo de imágenes del telescopio espacial Hubble para conmemorar el 18 aniversario del lanzamiento del telescopio. Esta es la más grande colección de imágenes de Hubble nunca puesto a disposición del público simultáneamente.

Las fusiones entre galaxias fueron más comunes en la época temprana del Universo, se cree que fue una de las principales fuerzas motrices de la evolución cósmica, convirtiendo a los cuásares, en precursores de un explosiva frenética explosión de nacimientos y muertes estelares. Incluso al parecer las galaxias aisladas muestran signos en su estructura interna de haber sufrido una o más fusiones en su pasado. Cada una de las distintas "sociedades" que forman las galaxias en fusión en esta serie de imágenes es una instantánea de un instante en el largo proceso de interacción.

Galaxias chocando
La interacción entre galaxias puede crear espectaculares formas. (Imagen: Hubble).

Nuestra propia Vía Láctea contiene los escombros de las muchas galaxias más pequeñas que ha tropezado y devorado en el pasado, y actualmente se está absorbiendo la galaxia elíptica enana de Sagitario. A su vez, parece como si nuestra Vía Láctea se sumará a su gigante vecino, la galaxia de Andrómeda, lo que resulta en una galaxia elíptica, denominado "Milkomeda", el nuevo domicilio de la Tierra, el Sol y el resto del Sistema Solar aproximadamente en dos millones de años. Las dos galaxias están actualmente apoximandose a una velocidad de 500.000 kilómetros por hora.

Observaciones vanguardista y sofisticados modelos de ordenador, como los que realizaron por primera vez por los dos hermanos estonios Alar Toomre y Juri Toomre en el década de los 70, demuestran que las colisiones de galaxias son mucho más comunes de lo que se pensaba anteriormente. Las interacciones son lentas, a pesar de la relativa alta velocidad de la interacción de galaxias, tardando cientos de millones de años en completarse. Las interacciones suelen seguir la misma progresión, y están impulsadas por la marea de atracción gravitatoria. Las colisiones entre estrellas son poco frecuentes yae gran parte de una galaxia es simplemente un espacio vacío, es la malla que forma la vinculación gravitatoria entre las estrellas en cada galaxia es la que produce fuertes efectos alterar y distorsionar las antiguas pautas que den lugar a nuevas estructuras y, finalmente, a un nueva configuración estable.

Arp 240
Arp 240 es unespectacular para de galaxias interactuando de similar masa y tamaño, NGC 5257 y NGC 5258. (Imagen: Hubble).

El tirón de la Luna la que produce dos veces al día subida y la caída de los océanos de la Tierra ilustra la naturaleza de las interacciones de marea. Las galaxias son mucho más perturbadoras que las mareas oceánicas por dos razones principales. En primer lugar, las estrellas en las galaxias, a diferencia de la materia que conforma la Tierra, están unidos sólo por la fuerza de gravedad. En segundo lugar, las galaxias pueden pasar mucho más cerca el una de la otra, en relación con su tamaño, hacer que la Tierra y la Luna. Los miles de millones de estrellas que interactúan en cada galaxia individual se mueven a raíz de la fuerza de la gravedad de todas las otras estrellas, por lo que el entretejido fuerzas de marea pueden producir los más intrincados y variados efectos en las galaxias pasan cerca la una de la otra.

Normalmente el primer signo tentativo de una interacción será un puente de la materia como el primer y "gentil" remolcadores de gravedad formado de polvo y gas que se forma al acercarse las galaxias (IC 2810). A continuación el extremo de las galaxias comienzan a entremezclarse, formandose serpentinas de gas y polvo, conocidas como colas de marea, las cuales, se extienden hacia fuera y vuelviendo para envolverse en torno a los núcleos (NGC 6786, 335 UCG, NGC 6050).Estas largas y, a menudo espectaculares colas de marea son la firma de una interacción y pueden persistir mucho tiempo después de la acción principal haya terminado. A medida que se aproximan los núcleos de galaxias entre sí, el gas y las nubes de polvo son golpeados y acelerados de manera espectacular por el conflicto de atracción de la materia en todas las direcciones (NGC 6621, NGC 5256). Estas fuerzas pueden dar lugar a ondas de choque que se propagan a través de las nubes interestelares (ARP 148). El gas y polvo son expulsados a las regiones centrales alimentando ráfagas de formación estelar que aparecen como característicos nudos azules jóvenes estrellas (NGC 454). Como las nubes de polvo se calientan de manera que irradian fuerza, convirtiéndose en algunos de los más brillantes (y luminoso ) los objetos en la banda de infrarrojos (APG 220) en el cielo.

ESO 99-4
ESO 99-4 es una galaxia con una foma muy peculiar, probablmente tiene esa forma después de un porceso de fusuión anterior que la deformó. (Imagen: Hubble).

Estos objetos emiten hasta varios miles de millones de veces la luminosidad de nuestro Sol. Ellos son el método más rápido de formación de estrellas en las galaxias del Universo de hoy y están vinculadas a la aparición de los cuásares. A diferencia de las galaxias espirales como la Vía Láctea, que irradian desde estrellas y gas caliente distribuidos en la totalidad de su espacio de quizás 100.000 años luz, la energía luminosa en el infrarrojo de estas galaxias es generado principalmente en su porción central, a través de una medida de 1.000 a 10.000 años luz. Esta energía proviene tanto de vigorosos procesos de formación estelar procesos, lo que puede generar nuevas estrellas de hasta unos pocos cientos de masas solares por año (en comparación, la Vía Láctea genera nuevas estrellas de unas pocas masas solares por año), y de enorme agujero negro de acreción, de un millón a un mil millones de veces la masa del Sol, en la región central.

La intensa formación estelar las regiones y los altos niveles de rayos infrarrojos y la medida de la radiación infrarroja son típicas de los objetos más activos en el período central de la interacción y se ven en muchos de los objetos en este coleción de imagenes. Otros signos visibles de una interacción son perturbaciones en los nucleos de la galaxia (NGC 3256, NGC 17). Este trastorno puede persistir mucho tiempo después de la interacción es más, tanto para el caso en que una galaxia más grande se ha tragado una proporción mucho menor de su compañera, como en el caso la interacción de dos galaxias pequeñas más cercanas que finalmente acaban separadas.

NGC 5331
NGC 5331, un par de galaxias en el comienzo de su particular abrazo. (Imagen: Hubble).

La mayoría de las 59 nuevas imágenes de Hubble forman parte de una investigación de gran luminosidad y ultraluminous de infrarrojos en galaxias llamado proyecto GOALS (Great Observatories All-sky LIRG Survey). Este programa combina observaciones de Hubble, el observatorio Espacial Spitzer, el observatorio de rayos-X Chandra y Galaxy Explorer. Las observaciones de Hubble son dirigidos por el profesor Aaron S. Evans de la Universidad de Virginia y el Observatoprio del Consejo Nacional de Radio Astronomía (EE.UU.).

Un número de estas glaxias interactuando que se ve aquí se incluyen en el El Atlas de Galaxias Peculiares, un notable catálogo elaborado por el astrónomo Halton Arp a mediados de la década de los 60 el cual se realizó sobre el trabajo de BA Vorontsov-Velyaminov de 1959. Arp ha compilado el catálogo en un pionero intento de resolver el misterio de las extrañas formas de las galaxias observadas por tierra a base de telescopios. Hoy en día, las peculiares estructuras vistas por Arp y otros, se entiende como el resultado de complejas interacciones gravitacionales.

Más info: Hubble.

Suscríbete a El Cielo del Mes :

www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007