Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
El cielo del mes

Fuente: El atril del Orador

Somos Meteoritos

El meteorito Murchison contiene moléculas importantes para la aparición de vida sobre la Tierra.

Los científicos han confirmado, por primera vez, que un componente importante del material genético primitivo encontrado en fragmentos meteoríticos es de origen extraterrestre.

meteorito_Murchison

El meteorito Murchison cayó a Tierra en Australia, en 1969.
© NASA

El hallazgo sugiere que parte de la materia prima de las primeras moléculas de ADN y ARN pueden haber llegado desde las estrellas. Los científicos, de Europa y EE.UU., dicen que su estudio, publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters , proporciona evidencia de que los materiales básicos para la vida provienen de fuentes más allá de la Tierra.

Entre los materiales que encontraron están incluidas las moléculas uracilo y xantina, que son precursoras de las moléculas que componen el ADN y el ARN, y que son conocidas como núcleobases.

El equipo descubrió las moléculas en fragmentos rocosos del meteorito Murchison, que se estrelló contra la Tierra en Australia, en 1969.

Los científicos examinaron el material meteorítico para determinar si las moléculas provenían del sistema solar o si eran el resultado de una contaminación producida cuando el meteorito llegó al suelo.
El análisis muestra que las núcleobases contienen una forma pesada de carbono que únicamente pudo haberse formado en el espacio. Los materiales que se forman en la Tierra consisten en una variedad más liviana de carbono.

la_doble_hélice_del_ADN

La estructura en doble hélice del ADN. Las núcleobases conforman los peldaños de la escalera, mientras que las uniones azúcar-fosfato (la columna vertebral del ADN) conforman los laterales.
© Darryl Leja/Access Exclellence

La autora principal Dra. Zita Martins, del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra del Colegio Imperial de Londres, dice que la investigación puede proporcionar otra pieza de evidencia para la explicación de la evolución de la vida primitiva. En sus palabras:

"Creemos que la vida primitiva pudo haber adoptado núcleobases de fragmentos meteoríticos para utilizarlas en la codificación genética que les permitieron transmitirlas en sus características exitosas a las generaciones siguientes" .

Hace entre 3 800 a 4 500 millones de años, grandes números de rocas similares al meteorito Murchison llovieron sobre la Tierra, en la época en que se estaba formando la vida primitiva. El bombardeo pesado habría arrojado enormes cantidades de material meteorítico en la superficie de planetas tales como la Tierra y Marte.

El co-autor profesor Mark Sephton, también del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra del Colegio Imperial, cree que este estudio representa un paso importante para comprender cómo pudo haber evolucionado la vida primitiva. Y agregó:

"Como los meteoritos representan materiales de desecho de la formación del sistema solar, los componentes clave para la vida (incluyendo a las núcleobases) podrían encontrarse diseminadas por todo el cosmos. A medida que más y más de los materiales básicos de la vida son descubiertos en objetos provenientes del espacio, la posibilidad de que la vida surja en todos lados donde esté presenta la actividad química correcta, va en aumento" .


Artículo original: "We Are Metorites"
Fecha: Junio 20, 2008
Enlace con el artículo original: aquí

 


www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007