Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
El cielo del mes


Fuente: Cuaderno de bitácora estelar

Valles Marineris

Desde la distancia, son pocas las estructuras geológicas discernibles sobre la superficie de nuestro planeta. Una de las más impresionantes bien pudiera ser el Gran Cañón del Colorado. Sin embargo, para tener una verdadera perspectiva de su significado, la justa comparación se encuentra fuera de la Tierra. Es Marte, con su increíble Valles Marineris, quien pone en su justo lugar al Gran Cañón.


El Gran Cañón del Colorado, que zigzaguea entre llanuras cubiertas de nieve, en una imagen del satélite Aqua y su instrumento MODIS . Imagen más detallada, con una resolución de 250 metros.

Las dimensiones del Gran Cañón se nos antojan fuera de toda medida humana. Con una profundidad de 1.6 kilómetros, una anchura que varía entre los 6.4 y los 29 kilómetros, y una longitud de 349 kilómetros, para los afortunados que han podido contemplarlo desde los bordes, o han caminado por las orillas del lecho del río Colorado, probablemente la experiencia ha sido una de las más memorables de sus vidas. Los sedimentos multicolores que han sido excavados por la erosión del río nos permiten ver una historia del terreno, que empezó hace unos 2000 millones de años, pues esa es la edad de los estratos más antiguos.


El inmenso Valles Marineris, en Marte, según una composiciónd e imágenes tomadas por las sondas Viking en los a mediados de los años 70. Imagen en alta resolución.

No puedo preguntarme qué pensarían García López de Cárdenas y sus hombres, los primeros españoles que observaron el Cañón del Colorado desde la meseta, en 1540, aunque no pudieron descender. Tal vez experimentaran sentimientos similares a nosotros, que nos tenemos que conformar con disfrutar de las fotos de su análogo marciano, Valles Marineris, tomadas desde naves en órbita.




Dos vistas de Valles Marineris, tomadas por la sonda Mars Odissey , creadas a partir de imágenes tomadas por ordenador y datos altimétricos. Los colores se han recreado para aproximarse a cómo se vería la topografía marciana por el ojo humano. Crédito NASA/JPL/Arizona State University. Versiones en alta resolución se pueden encontrar en este enlace y en este otro.

Valles Marineris es, probablemente, una falla tectónica formada durante el enfriamiento del planeta. Sus dimensiones nos dejan atónitos: 4.000 kilómetros de longitud, que cubren a proximadamente un quinto del diámetro de Marte. Su profundidad llega hasta los 8 kilómetros en algún punto, y su anchura llega a alcanzar los 200 kilómetros. Una comparación  basta para darnos cuenta de su verdadera magnitud: su superficie es aproximadamente 50 veces mayor que la del Gran Cañón del Colorado, y si comparamos volúmenes el factor se incrementa a unos 300. Extraordinario, sobre todo si tenemos en cuanta que la superficie de la Tierra es unas 3.5 veces la de su hermanastro. De hecho, tal vez la justa comparación con el Valles Marineris se encuentre en los fondos de los océanos terrestres, en la separación entre las placas tectónicas, en las dorsales oceánicas.


Candor Chasma, una estructura localizada en el norte de Valles Marineris. La resolución, magnífica, es de unos 20 metros por píxel. Credito ESA/Mars Express/DLR/FU Berlin (G. Neukum). Imagen en alta resolución.

Quedémonos, pues, con los sueños sobre cómo sería descender por sus laderas, caminar por sus barrancos, explorar sus sedimentos. Siempre podremos especular sobre los conocimientos que están guardados en estos estratos, la verdadera historia del Marte durante los últimos 3.000 millones de años. Las respuestas al porqué la Tierra y Marte han seguido caminos evolutivos tan distintos. Y, tal vez, las evidencias que muestren que existe o ha existido en el pasado algún tipo de actividad biológica. Mientras tanto, podemos quedar satisfechos con este video ("Flight Through Mariner Valley"), recreado a partir de datos reales (imágenes y altimetría), que nos permite sobrevolar esta inmensa y maravillosa estructura geológica.



ESA: Echus Chasma, valles ricos en agua.


Echus Chasma, una de las regiones posiblemente más ricas en agua. Credito ESA/Mars Express/DLR/FU Berlin (G. Neukum). Imagen en alta resolución.


www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007