Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Nuestra web
Email: elcielodelmes @ elcielodelmes.com

Visitas:
Noticias



Felices fiestas

El Cielo del Mes les desea unas felices fiestas y un próspero año nuevo. El Cielo del Mes va a cumplir al concluir el año su segundo año de andadura. Ha sido un gran año, la web no hace más que crecer y cada día son más los visitantes que leen nuestras páginas. Para celebrarlo vamos a decidarlo a dos objetos celestes muy representativos: El cúmulo estelar "Árbol de Navidad" y la nebulosa planetaria "Bola de Nieve Azul".

Cúmulo estelar Árbol de Navidad, NGC 2264

Como parte de los festejos de estas fechas, el Observatorio Infrarrojo Espacial de la NASA nos ofrece este hermoso presente. Estrellas recién nacidas escondidas detrás del espeso polvo, son reveladas en esta imagen de una sección del Cúmulo del Árbol de Navidad capturada por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y creada en un esfuerzo conjunto entre los instrumentos Conjunto de Cámaras Infrarrojas y Fotómetro Multibanda de Imágenes de Spitzer.


Crédito:NASA/JPL-Caltech/P.S. Teixeira (Center for Astrophysics)

Las estrellas parecen haberse formado a intervalos regularmente espaciados a lo largo de estructuras lineales en una configuración que recuerda a los rayos de una rueda o al patrón de un copo de nieve. Precisamente por eso, los astrónomos le han dado el nombre de “Cúmulo del Copo de Nieve”. Las nubes de formación estelar como esta son estructuras dinámicas y en evolución. Como las estrellas trazan el patrón de líneas rectas de los rayos de una rueda, los científicos creen que estos son objetos recién nacidos, o protoestrellas. Con apenas 100 000 años de edad, estas estructuras infantiles tienen todavía que “gatear” alejándose de su lugar de nacimiento. Con el correr del tiempo, los movimientos naturales de deriva de cada estrella romperán este orden, y el diseño “copo de nieve” dejará de existir.

Si bien la mayoría de las estrellas que se observan en luz visible y que dan al Cúmulo del Árbol de Navidad su nombre y su forma triangular, no son luminosas para los ojos infrarrojos de Spitzer, todas las estrellas en formación de esta nube polvorienta son consideradas como parte de ese grupo estelar.

Como un dedo cósmico que apunta a los cúmulos recién nacidos, Spitzer también ilumina la ópticamente oscura y densa Nebulosa del Cono, la punta de la cual puede ser vista hacia la porción inferior izquierda de la fotografía.

Y del Observatorio Europeo Austral (ESO) nos llega esta espectacular y nueva imagen. Se muestra el remolino de gas en torno a la región conocida como NGC 2264, un área del cielo que incluye el azul espumoso de los adornos del cúmulo estelar del árbol de Navidad.


Crédito: ESO

Esta imagen en color de la región conocida como NGC 2264 fue creada a partir de datos tomados a través de cuatro filtros diferentes (B, V, R y H-alfa) con la cámara de campo amplio en el observatorio de la ESO en La Silla, a 2.400 m de altura en el desierto de Atacama de Chile, en las estribaciones de la Cordillera de los Andes. La imagen muestra una región del espacio alrededor de 30 años luz de ancho. NGC 2264 se encuentra a unos 2600 años luz de la Tierra en la constelación de Monoceros, el Unicornio, no muy lejos de la constelación más familiar de Orión, el Cazador. La imagen muestra una región del espacio alrededor de 30 años luz de ancho.

El cúmulo es muy brillante y puede ser fácilmente visto con binoculares. Con un pequeño telescopio (mirado del revés), las estrellas se asemejan a los brillantes luces de un árbol de Navidad. La deslumbrante estrella en la parte superior es aún lo suficientemente brillante para ser vista a simple vista. Se trata de un masivo sistema de estrellas múltiples que surgió del polvo y el gas unos pocos millones de años atrás.

Así como el propio cúmulo hay muchos interesantes y curiosas estructuras en el gas y el polvo. En la parte inferior del marco, la oscuridad triangular característica es la evocadora Nebulosa del Cono, una región de gas molecular inundada por la fuerte luz de los más brillantes miembros del grupo. La región a la derecha de la estrella más brillante tiene una forma curiosa, semejante al pelaje y textura de un zorro, con lo que se le ha dado el nombre Nebulosa del Zorro.

Este intrigante región es un laboratorio ideal para estudiar cómo se forman las estrellas. Toda la zona se muestra aquí es sólo una pequeña parte de una inmensa nube de gas molecular donde se encuentra en proceso de formación de la próxima generación de estrellas. Además de la fiesta de los objetos en esta foto hay muchos objetos interesantes ocultos detrás de la nebulosidad. En la región entre la punta de la Nebulosa del Cono y la estrella más brillante en la parte superior de la imagen hay varios “nidos” estelares de jóvenes estrellas que se están formando. Hay incluso evidencia de los intensos vientos estelares de estos jóvenes embriones que provocan explosiones en otras estrellas ocultas en la toma.

Nebulosa Bola de Nieve Azul, NGC 7662

NGC 7662 es una nebulosa planetaria en la constelación de Andrómeda. Es conocida también con el sobrenombre Nebulosa Bola de Nieve Azul. De magnitud aparente 9, es una de las nebulosas planetarias más fáciles de observar con pequeños instrumentos. La estrella central es una estrella variable cuyo brillo oscila entre magnitud 12 y 16. Fue descubierta en 1784 por William Herschel. En la imagen de la derecha, obtenida con el Telescopio Espacial Hubble, no se aprecia este color ya que los colores no son reales sino que se escogen para realzar la emisión de ciertos iones.


Crédito: Wikipedia

El color azul de NGC 7662 es frecuente en las nebulosas planetarias. La luz ultravioleta emitida por la caliente estrella central excita el gas de la nebulosa, el color azul originado por la intensa emisión del oxígeno.


Crédito: Wikipedia


www.elcielodelmes.com © Vicente Díaz 2007